¿Cómo alimentarse durante el embarazo?

Durante el embarazo y la lactancia, tu cuerpo atraviesa por cambios y exigencias en nutrición que no tiene en ningún otro momento de su vida. Para poder afrontarlos, necesita una alimentación sólida y saludable que te permitan conservar el mejor nivel de salud para tí y tu bebé. Bríndale a tu bebé la oportunidad de iniciar su vida de la manera más sana y con el mejor soporte de nutrientes disponible ¡Los dos lo necesitan!

Nutrición adecuada

Los nutrientes son la base de la cual el cuerpo logra desarrollar todas sus funciones y mantenerse saludable, de la misma manera que un edificio necesita unos materiales adecuados en calidad y cantidad para poder construirse y funcionar.

No es comer por dos, sino alimentarse mejor

Sí necesitas nutrientes para dos, pero no pienses en aumentar la cantidad de alimentos sino en mejorar la calidad de lo que consumes

Alimentos con micronutrientes

Algunos nutrientes no se obtienen por completo de los alimentos, consume también los micronutrientes que tu equipo médico te formula.

 

Cocina muy bien los alimentos

Algunas infecciones peligrosas para ti y tu bebé se adquieren de alimentos contaminados. Lava y cocina muy bien las carnes y verduras.

Durante el embarazo se necesitan más y mejores nutrientes para que tu bebé tenga elementos suficientes para crecer y desarrollarse, y para que tu cuerpo tenga lo necesario para mantenerse sano y evitar complicaciones.

 

Qué pasa cuando se gana poco peso en el embarazo

El bebé tiene dificultad para crecer y puede nacer de bajo peso, aumentando el riesgo de enfermedades y muerte al no poder enfrentarse de manera sana al entorno fuera de la barriguita de mamá.

Qué pasa cuando se gana mucho peso en el embarazo

El bebé puede crecer más de lo recomendado, con mayor riesgo de dificultad al pasar por el canal del parto. La madre tiene mayor riesgo de preeclampsia y diabetes gestacional.

Energía:

Las calorías que incluyen los alimentos aportan la energía que necesita todo tu cuerpo para funcionar correctamente, así como la que necesita tu bebé para crecer y desarrollar las funciones de su organismo.

Durante el embarazo se recomienda consumir 350 calorías adicionales. Debes obtenerlas de alimentos como cereales, raíces, tubérculos o plátanos (pan, arepa, arroz, pasta, avena, papas, yuca, plátano). Para lograr ese requerimiento, consume al día 7 porciones de alguno de esos alimentos. Pueden ser dos en el desayuno (pan y avena), dos en el almuerzo (arroz y papa), dos en la cena (plátano y pasta) y una a media mañana o en la tarde (galletas saladas).

También es importante que consumas alimentos con grasas saludables. Tu cuerpo las necesita para ganar el peso adecuado, y tu bebé las necesita para desarrollar sus células, su sistema nervioso y para crecer adecuadamente. En el embarazo se recomienda que consumas al día ocho porciones de estos alimentos. Para lograrlo agrega: una cucharada de crema de leche con la fruta del desayuno, una cucharada de maní a media mañana, una tajada de aguacate en el almuerzo con una cucharada de aceite vegetal, otra cucharada de maní en la tarde, una cucharada de aceite vegetal o mayonesa en la ensalada de la cena. De esta manera vas a alcanzar 6 porciones de grasa saludable al día.

No olvides satisfacer un antojito de dulces y azúcares sanos para complementar el aporte de energía. Puedes organizarlos así: media pastilla de chocolate con leche más una cucharadita de mermelada con el pan del desayuno, medio bocadillo en la media mañana, una panelita de leche o cocada en la noche, así obtienes cuatro porciones de dulces al día.

Proteínas:

Las proteínas son los «ladrillos» que utilizan tú y tu bebé para construir y reparar placenta, piel, huesos, cabello, músculos, hormonas y todos los órganos de su cuerpo. Sin ellos, los tejidos no pueden construirse ni cumplir sus funciones. Por eso, durante la gestación necesitas consumir entre 20 y 25 gramos de proteína adicionales cada día.

Para cubrir esa necesidad diaria, debes consumir alimentos como carnes, vísceras y granos secos, mínimo dos porciones al día. Puedes tomar 1 pedazo mediano de res, pollo, pescado, cerdo, hígado o atún al almuerzo, y un pocillo de fríjol, garbanzo o lenteja en la cena.

Debes adicionar también 2 porciones de lácteos al día, que puedes distribuir así: un vaso de leche, kumis o yogur en el desayuno, y una tajada de queso en la tarde.

Vitaminas y minerales

Son nutrientes que regulan el cumplimento de múltiples funciones en el cuerpo. Tu bebé y tu los necesitan para crear y reparar tejidos, para absorber adecuadamente nutrientes, para fabricar huesos y sangre, entre muchas otras fundamentales para vivir. Para obtener las vitaminas y los minerales necesarios para un buen balance nutricional, debes consumir alimentos como frutas, verduras, carnes, huevos, cereales y lácteos.

Puedes cubrir la cantidad requerida incluyendo hortalizas, verduras y granos verdes así: un pocillo de verduras cocinadas (espinaca, acelga, habichuela, ahuyama, zanahoria) en el almuerzo, y una cucharada de arveja en la cena.

Las frutas también son fundamentales, procura cubrir 4 porciones de frutas variadas al día. Incluye: medio banano o una mandarina, pera, mango o manzana en el desayuno; una granadilla o curuba o maracuyá en el almuerzo, un pocillo de papaya o fresa en la tarde, y un durazno en la noche.

Los esencial

Evita pasar más de 3 horas sin comer. Acompaña la alimentación con una actividad física 3 veces a la semana. Consulta con tu médico o enfermera qué actividad física puedes realizar de acuerdo con tus características propias.

  • Consulta con tu nutricionista
  • Varía siempre los alimentos
  • Calidad y cantidad son importantes

¡Hay más!

Para tener la confianza de que tu bebe nazca sano y se convierta en un campeón te obsequiamos 6 guías en PDF sobre todos los temas del embarazo, descargarlas y aprende paso a paso con ellas como ir directo al día en que arrulles al bebé más saludable del mundo.

Nos encanta saber que estas firme en la idea de ser la mejor mamá, te damos la mejor energía y de corazón esperamos que lo logres, Siempre hay cosas que ignoramos o tenemos como mitos y por eso lo mejor es documentarse bien hasta tener el dominio de cada tema de la maternidad, cuenta con nosotros.

¿Quieres vivir un parto seguro y tranquilo?

Hoy puedes decidir si quieres vivir un parto humanizado, natural y tranquilo. Gracias a nuestro servicio de atencion de parto en agua acompañada de profesionales especializados en un entorno seguro para tí y tu bebé.

  • Acompañamiento de un profesional desde el día anterior, con preparación física y mental
  • Acompañamiento libre y seguro de tu familiar o pareja de principio a fin
  • Un ambiente de respeto centrado en tus necesidades e instintos
  • Un ginecologo, un enfermero obstetra,  un pediatra y un equipo de enfermeros profesionales estarán atendiendo tu parto
  • Asesoría virtual gratuita inmediata y hasta el primer año de tu bebé

Contenidos más recientes

Explora todas nuestras guías, cursos, descargables y articulos para esar siempre preparada

Servicios

Accede a todos nuestros servicios de asesoría, cursos gratuitos y parto en agua en la pestaña ‘Servicios’ de nuestra web

Pin It on Pinterest

Share This